Elon: un parto sanador en un viaje de turismo obstétrico

Naixement a casa amb Néixer a Casa, Barcelona

Las cosas se han puesto difíciles para el parto en casa en Madrid. El sistema allí pone tantos palos a las ruedas que casi todas las comadronas que se dedicaban lo han ido dejando 😥.

Por eso esta familia decidió realizar turismo obstétrico, venirse a Barcelona y alquilar un piso aquí para parir en «una casa».

El  nacimiento de la hija mayor hace tres años fue especialmente duro y traumático: una inducción de parto por gestación prolongada que duró 46 horas y aunque nació de forma vaginal dejó secuelas emocionales importantes a toda la familia. Por eso los padres de Elon esta vez no se la querían jugar, pensando que otra vez el embarazo se podía alargar y no querían la presión de una nueva inducción. Llegaron el miércoles por la noche, el jueves tuvimos el encuentro en casa para preparar todo y el viernes tarde comenzó la fase latente del parto.

El parto se producía esta vez varios días antes de la fecha probable de parto. Nos pilló de sorpresa sin hacer últimas compras y la comadrona trajo de su casa todo el material que no dio tiempo a comprar (toallas, sábanas, palangana, etc.). A las 00h comenzó el parto activo tras romper la bolsa y a las 1h46´ llegaba Elon al mundo, un precioso bebé de 3540 gr. en la piscina de partos montada en el comedor del  piso/aparthotel.

El abuelo, y el tío de Elon también estuvieron cercanos por si la hermana mayor que estuvo sentada en el sofá tranquila mientras nacía su hermanito necesitaba algo. Una semana después totalmente recuperados madre y bebé volvieron a su casa, porque mejor que en su propia casa no se está en ningún sitio. ¡Felicidades familia! ¡Ha sido un honor acompañaros! 😍🥰❤💋


Si quieres conocer más historias de partos en casa como esta, te invito a leerlas haciendo clic aquí.

Share this Post: