[:es]Anna es una hermosa bebé que nació a la 1h40 de la madrugada del pasado 5 de mayo, día de la madre.

El trabajo de parto solo duró 35 minutos y las comadronas llegamos justo 3 minutos antes del expulsivo tras atravesar Barcelona convirtiendo casi todos los semáforos en rojo en señales de «ceda al paso».

A su padre le dio el tiempo justo de montar y llenar a medias la piscina de partos. El hermano mayor también nacido en casa, 2 años y medio antes, dormía tranquilamente durante el corto suceso.

Cuanta emoción, alegría e incredulidad tras vivir el intenso momento. La expulsión de la placenta tardó más que el bebé y todo salió redondo.
¡Felicidades familia y bienvenida al mundo Anna!

Si quieres conocer más historias de parto en casa como esta, te invito a conocerlas.[:ca]Anna és una preciosa bebè que va néixer a la 1h40 de la matinada del passat 5 de maig, dia de la mare.

El treball de part només va durar 35 minuts i les llevadores arribem just 3 minuts abans de l’expulsiu, després de travessar Barcelona convertint gairebé tots els semàfors en vermell en senyals de «cediu el pas».

Al seu pare li va donar el temps just de muntar i omplir a mitges la piscina de parts. El germà gran, també nascut a casa 2 anys i mig abans, dormia tranquil·lament durant el curt succés.

Quanta emoció, alegria i incredulitat després de viure l’intens moment. L’expulsió de la placenta va trigar més que el bebè i tot va sortir rodó.
Felicitats família i benvinguda al món, Anna!

Si vols conèixer més històries de parts a casa com aquesta, et convido a conèixer-les.[:]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.