Bea / Pau

Bea y Pau. Publicado originalmente en : http://nacepaupvd2c.blogspot.com.es/

Físicamente me recuperé bien de las cesáreas, psicológicamente no… La herida emocional, esa de la que nadie habla, duele mucho y tarda en curar (si es que algún día llega a cerrarse del todo…).
Además, en la segunda inne-cesárea me tocaron dos ginesaurias y una matrosauria que me trataron de horror. Tan mal que incluso me etiquetaron como “de las hippies de El Parto Es Nuestro y locas del parto natural que luego piden a gritos la epidural y una cesárea”. Y yo no sabía ni de qué hablaban.

 Mis dos primeros hijos nacieron por cesárea. Tan inne-cesáreas como las miles que se hacen al año en España (actualmente unas 36.000 cesáreas son evitables cada año en nuestro país).

Buscamos información y comparamos para pedir una hipoteca, comprar un coche, incluso una tele o una batidora!… y a veces no lo hacemos para uno de los momentos más importantes de nuestra vida: el nacimiento de nuestros hijos. Yo no lo hice.

Físicamente me recuperé bien de las cesáreas, psicológicamente no… La herida emocional, esa de la que nadie habla, duele mucho y tarda en curar (si es que algún día llega a cerrarse del todo…).

Además, en la segunda inne-cesárea me tocaron dos ginesaurias y una matrosauria que me trataron de horror. Tan mal que incluso me etiquetaron como “de las hippies de El Parto Es Nuestro y locas del parto natural que luego piden a gritos la epidural y una cesárea”. Y yo no sabía ni de qué hablaban.

Así que según salí del hospital entré en internet, y busqué que era eso de El Parto Es Nuestro y de ahí llegué a ApoyoCesáreas…

En unos días aprendí tanto… Tenía toda la información al alcance de mi mano y no me había preocupado en buscarla. Fue muy duro aceptar mi parte de “culpa” en todo lo que habíamos padecido mis bebés y yo, todo lo que nos habían robado como consecuencia de no haber buscado información y haber confiado sin más…

Y aquí comienza el parto de Pau, tras un “máster” de dos años y medio en PVDCs. Me hice socia de EPEN e incondicional de AC, una biblioteca completísima en tema parto y PVDC, ví probablemente todos los vídeos de PVDnC, VBAC, y HBAC de Internet, leí todos los relatos que encontré….

Tras varios meses de solicitudes, burofaxes y llamadas de teléfono para que el hospital me entregase mi historia clínica, en febrero de 2010, por fin, me la entregan.

Ese año nos vamos, historial en mano, de turismo obstétrico por varios puntos de la geografía española… Todos los profesionales del “parto respetado” consultados coinciden en lo innecesario de las 2 inducciones y su consecuencia: 2 cesáreas provocadas yatrogénicamente.

Es duro aceptar que todo el sufrimiento se hubiese podido evitar, pero es positivo saber que a mi cuerpo no le pasa nada, que puedo parir. Solo tengo que encontrar un lugar seguro….

Y lo encuentro el 16/03/2011!!! Tras unos días de espera y velas, llega a la lista de AC el mensaje: “Anahi ha dado a luz… 75 horas de bolsa rota, 64´5 horas de preparto suave y escaso, 10h y media de parto activo y 4 horas de expulsivo” y todo esto después de 3 cesáreas y en su casa!!!… su comadrona Inma Marcos es quién lo envía. Ya lo he encontrado, con ella es con quien yo voy a parir. Hasta ahora todos los profesionales consultados mencionaron de una manera u otra el dichoso “tiempo” (tiempo de bolsa rota, tiempo de dilatación, tiempo de expulsivo)… Pero estos tiempos de Inma me encantan… He encontrado mi camino y mi lugar seguro, aunque tenga que ser a 700kms de nuestra casa.

El 19/03 es mi última regla y la FPP 24/12 (navidad) es un poco especial por lo que llamo a Inma el 15/04 para contarle mi caso y preguntarle si me atendería en esas ‘fechas especiales’… quedamos en que le mando mi historial y en volver a hablar… y el 21/04 recibo su mail diciéndome que SI!!!

Durante varias semanas tengo pérdidas, son escasas, podría ser sangrado de implantación… no me agobio mucho, esta vez dejaré que la naturaleza haga su trabajo, no quiero pruebas innecesarias, me lo tomo como la primera prueba que he de pasar para confiar nuevamente en mi cuerpo,  así que espero “tranquilamente” a la eco de la semana 12… en la cual me confirman que todo está OK!!! (eso sí, adelantan mi FPP al 21/12).

El resto del embarazo transcurre sin problemas, y organizando todo para irnos, alquiler de piso, transporte, hoteles, avión para nuestra hija mayor…

Bueno si hubo un “problema”, el que quieren ver en mi hospital: “con 2 cesáreas previas el protocolo dice que cesárea programada en la semana 37, ya que un parto sería muy peligroso, además por tu estrecha pelvis, con esa barriga tan grande y ese hachazo (por la cicatriz de las cesáreas) no puede pasar un bebé […] si consigues parir ven con el niño en brazos y me lo cuentas”. A parte del berrinche que me cogí, este ‘vaticinio-catastrófico-ginecológico’ no me afectó gran cosa.

En Julio visitamos Barcelona, necesitaba conocer a Inma, hacerme a la idea de que todo era “real”… y aprovecho para acudir a un encuentro informal de algunas chicas de AC… Vuelvo con las pilas cargadas a topeee!!!

Eco semana 33: mi bebe está de nalgas… no me agobio, todavía es pronto, peeerooo… Esta vez voy a poner todo de mi parte, si está de nalgas, pues a probar remedios para las nalgas!!! Espero un par de semanas más pero sigue de nalgas por lo que empiezo a hacer cosillas para ayudarle a que se gire: andar a gatas, cabeza abajo sobre la tabla de planchar… Porque si no se ha dado la vuelta para la 38 adelantaríamos el viaje a Barcelona para probar VCE.

Semana 36. La matrona del ambulatorio no me sabe decir cómo está colocado el bebe por lo que contacto con María, matrona de parto en casa en Cantabria para que me vea y me confirme si sigue de nalgas… y me lo confirma… Pero las casualidades de la vida hacen que justo esa misma tarde haya visitado a una chica acupuntora que parirá con ella dentro de unos meses y le habla de la moxibustión… me da su teléfono y quedamos.

Semana 37. Tras la tercera sesión de moxibustión (es decir, 1 día y medio después) me da la sensación de que se ha dado la vuelta y la impaciencia no me deja esperar a que María me vuelva a ver, por lo que llamo a varios ecografistas para ver quien me puede hacer una ‘eco express’ e inmediata que sólo me diga cómo está colocado el bebé (ya sé que no quería pruebas innecesarias, pero la impaciencia me puede!!!…). Y esa misma tarde me lo confirman: ya está en cefálica!!!

Tenemos previsto trasladarnos a Barcelona en la semana 39 pero me entra el agobio y decidimos adelantar el viaje una semana… que bien hicimos!!! Ese fin de semana antes de irnos, nos despedimos de mi barriga y le hacemos un molde de escayola.

 

Nos despedimos de la barriga

 

Viajamos de Santander a Barcelona en coche, son 700kms que hacemos con escala en Zaragoza.

Al llegar Inma nos hace la visita de las 38 semanas y nos dice que todo está Ok, que el bebe está en posterior, pero que está oblicuo, apoyado sobre el lado derecho de mi pelvis, y que así no puede nacer. De nuevo hay que buscar una solución: foulard atado a la cintura a modo de faja (para sujetar mi enooorme barriga un poco pendular) y bajar escaleras del lado izquierdo, andar a gatas, y kilómetros y kilómetros de caminatas diarias…

Parece que esto funciona porque cuando Inma vuelve a la semana siguiente ya está casi centrado sobre mi pelvis, aunque todavía le falta un pelín…peeeero sigue en posterior, lo que significa un parto más largo…pues a seguir a gatas, ejercicios sobre la pelota… y mas kilómetros.

Llega mi FPP 21/12 e Inma nos visita de nuevo: el bebé esta centrado y 1 dedo y medio en estrecho inferior!!! Y aunque aún no está totalmente en anterior es una noticia estupenda!!!

Al día siguiente a las 7:30 de la mañana me despiertan contracciones suaves cada 10 minutos exactos!!! Que ilusión, por primera vez en mi vida tengo contracciones naturales, mías, de las de verdad!!! Estoy emocionada!!! A partir de las 10 de la mañana se van espaciando y a las 11 se paran, pero no totalmente porque seguí teniendo alguna más durante el día. Mando un mensaje a la lista de AC, me hace tanta ilusión…

A las 20:30 vamos al aeropuerto a buscar a nuestra hija mayor (13 años) que viene sola en avión desde Santander, y según aterriza las contracciones vuelven… ahora son más intensas, y más frecuentes al andar, cuando me vienen tengo que parar, pero son muy llevaderas…

Llegamos a casa y me doy una ducha, confío en que en cuanto me relaje las contracciones pararán, pero no es así… Diego acuesta a los niños, a mi no me apetece y yo aprovecho para cenar. Esto no se para, pero no es doloroso, solamente es intenso y lo llevo bien.

A las 00:10 de la mañana al hacer pis mancho de sangre, me asusto un poco porque las fotos que había visto de “tapones mucosos” eran una mucosidad transparente y rosa y yo expulsé algo parecido a un trocito de hígado, como un coágulo de sangre oscura grande…  así que me voy al ordenador… pero no encuentro en Google nada parecido… me preocupo un poco y vuelvo al baño… al cabo de un rato vuelvo a expulsar algo ¡el tapón mucoso!!! Eso si que es como lo que había visto en las fotos!!! Que ilusión!!! Incluso le saco unas fotos con el móvil…

Tumbada estoy incómoda, en la pelota de dilatación peor, y donde mejor estoy es en el baño, sentada en la baza. A partir de la 1:30 de la madrugada, que mando a Diego a dormir con los niños (prefería estar sola) hago del baño mi “base de operaciones”. Sólo salgo para coger un cojín que pongo sobre el depósito de la cisterna para apoyar la cabeza entre contracciones. Diego al oirme se levanta, me trae agua (que no quiero), música (que tampoco), me pregunta que tal estoy y si necesito algo… y yo sólo puedo cerrarle de un portazo la puerta del baño… necesito estar sola…

A las 2:40 de la mañana me comunico con Inma por Whatsapp, tengo contracciones cada 5 minutos y duran 30 segundos…. Quedamos en que ya le aviso de cómo voy en un rato…

Cuando vuelvo a mirar el reloj ya son las 6 de la mañana, sigo en el baño, de hecho no he salido en horas… decido esperar en rato para llamar a Inma porque tiene a su hijo pequeño malito y me da pena despertarla tan pronto…

A las 7 llamo a mi madre y le digo: “coge un avión y ven” y cuelgo el teléfono, no puedo hablar mas… tanto si estoy de parto como si sólo es preparto ya es el momento de que venga.

Le mando un Watsapp a Inma para ver si estaba despierta, me contesta que si y la llamo por teléfono (ahora es mas fácil hablar que escribir… aunque no mucho mas…). Quedamos en que voy a mirar cada cuánto son y cuánto duran las contracciones y la vuelvo a llamar… Ainnnnsss soy primeriza!!! No se si estoy o no de parto!!! No siento dolor, es como intensidad (muy intensa si, pero llevadera), las contracciones son cortas, no duran 1 minuto (como manda la teoría) ni de coña, no se…

Despierto a Diego con “Saca todo lo del parto en casa y ponlo en la mesa del salón”. No habíamos preparado nada, ni tan siquiera las compresas de tomillo y cola de caballo congeladas… No esperábamos que me pusiese de parto hasta dentro de 7 o10 días!!!…

Yo sigo en el baño sentada… Mas o menos me apaño con el cronómetro del móvil, tengo contracciones cada 2 minutos, y cortas, de 30 o 40 segundos… son intensas pero las llevo bien. Empiezo a tener un poco de ganas de empujar, pero me da miedo hacerlo por si el cuello del útero aún no está preparado y puede ser perjudicial… pero en algunas me levanto y agachada hacia delante con las manos en las rodillas empujo un poco (pero con cuidadín, no lo puedo evitar) y me alivia…

Vuelvo a llamar a Inma, viene una contracción y le paso el teléfono a Diego para que sea el quien hable con ella, al empujar se rompe la bolsa, ¡¡que ilusión romper aguas!!! Son aguas limpias. Inma dice que viene para casa.

(A partir de ahora los tiempos los tengo claros, no porque yo lo recuerde sino por la hoja de evolución del parto, que por cierto, es preciosa, como una pequeña historia de todo lo que ocurre, (incluso pone cuándo se despiertan los niños), y no únicamente siglas, números y frases escuetas…)

8:05 Llega Inma, me habla suave, se ríe de que tenga un cojín en la baza, sospecha que llevo aquí bastante rato (…pues sí unas 8 horas + o -), me pregunta y yo respondo como puedo… Escucha al bebé, todo ok. Me ofrece con voz muy suave si quiero un tacto. Le digo que si.

8:30 Vamos al sofá. Estoy cagadita de miedo por si me dice que aún no estoy de parto, que sólo estoy de 3 cm… o algo así… Las contracciones cortas y no tener mucho dolor me hacían dudar…Pero me sonríe y dice suavemente “muuuy bieeen estás de 8 o 9 cm”… Que subidón!!! Ya tengo la certeza de que estoy de parto!!

(Según sus anotaciones: 8-9 cm, cervix grueso y blando, cefálica insinuada, no libre pero no I plano)

Me quedo tumbada en el sofá, parece ser que duermo entre contracciones. De vez en cuando Inma se acerca a escuchar al bebé, luego se hace invisible. Estoy a lo mío, al parir y muy tranquila.

9:15 Llega Roser, la otra comadrona. Ni la miro, sigo tumbada en el sofá y empujo un poco en algunas contracciones. Puedo controlarlas. Si evito empujar tengo la sensación de que duran menos y son menos intensas, si me dejo llevar y empujo, el empujar alivia, pero me da la sensación de que duran mas. Siguen siendo contracciones cortas, de 40’’ y cada 2’ o menos.

9:30 Los niños se despiertan y se van a desayunar a la cocina. Inma organiza para que se vayan a su casa hasta que llegue mi madre (aunque yo de esto ni me enteré).

10:15 Sigo tumbada, contracciones cortas y muy frecuentes. Inma me propone cambiar de postura. Me pone el foulard sujetando la barriga y me siento en la silla de partos echada hacia delante apoyada en un sillón.

10:35 Diego (que lleva acojonaillo (lo veo en su cara) desde ayer que estuvimos en el aeropuerto y empezaron las contracciones) se va a llevar a los niños a casa de Inma. Según la previsión de las 8:30 parece que es probable que vaya a parir hacia las 6 de la tarde… (pero esto es para los demás, a mi no me lo dicen, eh?)

10:50 Inma me propone que me levante y me cuelgue de su cuello, me balancea suavemente entre contracciones. Durante la contracción me cuelgo de ella, me agacho y empujo, mientras ella sujeta el foulard hacia arriba, levantando, suavemente, mi barriga. A veces Inma y Roser se dicen algo, yo intento escuchar (por si es algo muy grave, jejejeje) pero no entiendo lo que se dicen… Estamos tranquilas, cada vez que escuchan al bebé me dicen que está contento… No tengo miedo, no grito, no ‘rujo’, no me parto de dolor, ni siento que no pueda mas, estoy a lo mío y es intenso, pero llevadero… sólo hago unos gemiditos cuando vienen las contracciones… así que al final no pusieron en la puerta el cartelito de “estamos de parto” para avisar a los vecinos.

11:10 Roser dice que le parece que el bebé está bajando y que ve pelo, pero Inma no la cree, le parece que no es posible (a las 8:30 de la mañana el bebe no estaba en I plano aún, la previsión inicial (que a mi no me cuentan) era que naciese por la tarde), así que no nos hacemos ilusiones todavía…

11:15 Cambio de pareja, ahora “bailo” colgada de Roser. Empujo en las contracciones, que siguen siendo cortas, intensas, pero no muy dolorosas, sigo sin gritar, sólo gemidos, y tranquila.

11:25 Estoy cansada, y me siento en la silla de partos… Entonces Roser ve que está coronando!!! Y yo pregunto ¿cuánto falta? (como los niños cuando van de excursión) Inma me dice sonriente: minutos… Uffff que subidón!!!

 A partir de este momento salgo un poco de mi misma, me vuelvo más consciente, ya no cierro los ojos y me entero más de lo que pasa a mi alrededor.

Inma corre a por el teléfono y llama a Diego (menos mal que ya estaba en el portal) y le dice que corra, que el bebé nace ya… y recuerdo que pensé “le echo de casa como por no estar aquí se me paren las contracciones!!!” pero ya era imparable…

Llega Diego y Roser le pide la cámara, el pobre es tan cagueta que ‘le costaba procesar’… y recuerdo oirle preguntarse a si mismo donde la había dejado.

Sigo empujando, ahora si que empujo de verdad y noto el famoso ‘aro de fuego’, estoy tan emocionada que solo noto como un pequeño escozor… Inma me dice que ya asoma, que toque su cabecita y yo lo hago, pero no me parece ni una cabeza ni na de na…

 Diego y las chicas se miran sonríen y me animan, que poquito falta!!! Y a las 11:33 nace Pau.

 

Directo a los brazos de su mamá.

 

Gracias Inma!
Los 5 (Roser detrás de la cámara)

 

Inma mira su reloj: 11:33 horas

 

Hemos podido!!!

 Inma me lo puso encima, porque Diego hizo amago de echar las manos pero le dio “miedo de que se resbalase y se cayera al suelo”… aaains estos hombreeess que caguetas…

Por primera vez pude coger a mi hijo nada más nacer (para mi esto era más importante que parir), yo fui la primera!!! Piel con piel con su mami!!!

Su padre cortó el cordón a las 12, y a las 12:05 Pau se enganchó a la teta. Así estuvimos hasta las 13:30 que Inma me dijo que me sentase en la silla de partos para ver si así me volvían las contracciones y expulsaba la placenta. En este momento pensé “jo*** que pereza contracciones otra vez…” pero nada mas sentarme contracción y plof! Placenta grande, sana y entera con cordón de 70cm…

 Aprovechamos para pesar a Pau, 3775kgs (medio kilo más que sus hermanos) y 36,5 cms de perímetro craneal (1,5 cms más), que pudo pasar fácilmente por mi “estrecha pelvis” por la que no podría pasar un bebé según aquel gine-adivino…

 

Roser pesa a Pau

 

3,775kgs!!! El más gordito…

  Nos metimos en la cama, me tome un batido de placenta con manzana reineta estupendo y las chicas me miraron un pequeño desgarro que luego cosieron estupendamente (eso si, ahora con anestesia) y que no me ha dado ningún problema.

En ningún momento tuve miedo de roturas uterinas o catástrofes parteriles mil que hemos tenido que escuchar las mamás con cesárea…  estuve tranquila, confiaba tanto en que mi bebe sabía nacer y mis matronas sabían acompañarme…

 Gracias  Pau, Diego, Inma y Roser por darme la oportunidad de vivir esta experiencia.

Gracias Bea y Diego jrs. por haberme puesto en el camino.
Gracias Mamá por tu apoyo y confianza, por el “me parece estupendo” cuando te dije que iba a parir en casa.
Y gracias de nuevo a Roser por las fotos y el vídeo.

 

Y por supuesto gracias a Apoyocesáreas y EPEN, chicas, sin vosotras toda esta re-evolución no hubiera sido posible. PO-DE-MOS!!!…Ah! y en cierta manera agradezco a Marta, aquella matrosauria que tan mal me trató, haberos mencionado porque me ayudó a encontraros!!
PAU: Del latín Paulus, “aquel de pequeño tamaño”, “el menor”. Hombre obstinado y enérgico, muy seguro de sí mismo.
Pau en catalán es Paz (… aunque aún me duelen, algún día encontraré la paz y recordaré mis cesáreas sin lágrimas…)


Share this Post: